La Web del Azafrán de Teruel
 
Documentos
Imagenes

 

 

Principal > Documentación > Marcos de plantacion

 

EXCMA. DIPUTACION PROVINCIAL DE TERUEL

SERVICIOS AGROPECUARIOS

 

MARCOS DE PLANTACION EN AZAFRAN

Los marcos de plantación tradicionales en el cultivo del azafrán son los de 25 x 8 cm . Y 25 x 10 cm ., es decir, con una separación de 25 cm . Entre líneas o "carreras" y 8 o 10 cm . Entre cormos, dentro de la misma línea.

El empleo de estos marcos, conlleva la necesidad de realizar las labores de cultivo con el auxilio de caballerías, toda vez que el empleo de maquinaria cuando se planta a 25 x 8 y 25 x 10 cm ., implica casi siempre causar daños a los cormos, con un efecto desfavorable sobre su desarrollo y en consecuencia sobre la floración.

El hecho de la paulatina desaparición de las caballerías en el medio rural, unido al elevado coste y dificultad de alquiler de las mismas, para la realización de las labores de cultivo del azafrán, nos decidió a establecer un ensayo a través del cual se pretendían establecer comparaciones entre diferentes marcos de plantación, con objeto de determinar:

1.- Influencia de la densidad de plantación sobre la producción floral, cuantificándola mediante la relación flores/cormo.

2.- Intimamente relacionado con lo anterior, capacidad productiva de los diferentes "marcos".

3.- Espacio de tiempo, es decir, número de años en que es posible mantener el cultivo en el terreno, de manera tal que se obtengan producciones rentables.

Se trata de determinar, en concreto, si los "marcos" de plantación más amplios permiten alargar la permanencia del cultivo hasta 5 o 6 años, obteniéndose en los dos últimos años producciones "rentables".

 

Metodología

 Se dividió la parcela de ensayo en 11 "cuarteles" de 16 metros cuadrados cada uno, separados entre si por una distancia de 0,5 m . Con fecha 8 de septiembre de 1984 se procedió a la plantación de los 11 cuarteles empleándose para ello cormos plantaderos procedentes de la localidad de Villalba de los Morales, los cuales recibieron un tratamiento preventivo frente a infecciones fúngicas, mediante sumersión en caldo de Benomilo-50. La plantación se realizó a mano, enterrándose los cormos con azada.

Los marcos de plantación ensayados son los siguientes:

1.- 25 x 10 cm .

2.- 25 x 8 cm .

3.- 40 x 8 cm .

4.- 40 x 6 cm .

5.- 40 x 4 cm .

6.- 50 x 8 cm .

7.- 50 x 6 cm .

8.- 50 x 4 cm .

9.- 60 x 8 cm .

10.- 60 x 6 cm .

11.- 60 x 4 cm .

Previamente a las labores de plantación, se abonó el terreno con estiercol bien hecho, a razón de 30 tm/Ha, añadiéndose además, 15 días antes de plantar, superfosfato de cal 18 % y sulfato potásico, a razón de 300 kg/Ha, y 150 Kg/Ha, respectivamente.

Durante los cuatro años transcurridos desde la plantación, las subparcelas han recibido los cuidados propios del cultivo, realizándose las labores manualmente con azada.

A mediados de septiembre de 1985 se abonó a razón de 300 Kg/Ha de complejo 8-24-8. Por otra parte y con objeto de asegurar las producciones anuales, se han regado las subparcelas, mediante riego por aspersión, tres o cuatro veces al año, en primavera y otoño.

Las flores se han recolectado directamente, anotándose las recogidas cada día en los diferentes cuarteles, durante los periodos de floración.

Resultados y discusión

 En el cuadro que exponemos a continuación, se comparan los resultados obtenidos en las distintas subparcelas, tras cuatro años de pervivencia del ensayo. Estos resultados permiten deducir algunas consecuencias interesantes, pero sin embargo no pueden considerarse como definitivas, toda vez que en algunas subparcelas con marcos de plantación amplios, es factible esperar todavía producciones significativas los dos próximos años.

 

 

Parcela

Cormos plantados

Flores obtenidas

(4 años)

Flores/cormo

(Media anual)

Producción en gramos (4 años)

Rendimiento anual (Kg/Ha)

1. 25 x 10

640

13.834

1,81

92,23

14,41

2. 25 x 8

800

15.259

1,55

101,72

15,90

3. 40 x 8

500

11.461

1,83

76,40

11,94

4. 40 x 6

670

14.089

1,63

93,93

14,68

5. 40 x 4

1.000

14.887

1,20

99,26

15,51

6. 50 x 8

400

10.689

1,97

71,26

11,14

7. 50 x 6

535

12.047

1,78

80,31

12,55

8. 50 x 4

800

16.077

1,58

107,17

16,74

9. 60 x 8

335

10.691

2,22

71,27

11,14

10. 60 x 6

445

12.134

1,91

80,90

12,64

11. 60 x 4

670

13.376

1,61

89,18

13,94

 

De la observación de estos resultados, puede deducirse:

1.- La media anual de la relación flores/cormo, disminuye en todos los casos, cuanto mayor es la densidad de cormos dentro de cada línea. Es decir, a igualdad de separación entre líneas, menor relación flores/cormo cuanto más escasa es la distancia entre plantas dentro de la misma línea.

Este hecho pone de manifiesto la existencia de competencias entre los cormos por los nutrientes y el agua, a medida que los mismos de desarrollan y multiplican vegetativamente, lo que se traduce en una disminución del número de flores por bulbo.

2.- Una menor relación flores/cormo, no implica necesariamente la obtención de bajas producciones, toda vez que éstas dependen tanto de dicha relación como del número de cormos plantados, es decir de la densidad de plantación.

En consecuencia, la capacidad productiva de un determinado "marco" de plantación resultará de un correcto equilibrio de las distancias entre plantas, de manera tal que las relaciones de competencia entre las mismas, que determinan una menor relación flores /cormo, sean neutralizadas por una mayor número de cormos.

Esto se pone de manifiesto en el hecho de que, por ejemplo, el marco 40 x 6 cm ., con una relación flores/cormo = 1,63, manifiesta mayor capacidad productiva que el marco 25 x 10, en el que dicha relación es de 1,81.

3.- Una mayor separación entre líneas en el momento de la plantación permite una mayor longevidad de la misma, de tal manera que si en las plantaciones tradicionales, con marcos de 25 x 10 cm ., o de 25 x 8 cm ., la multiplicación vegetativa anual de los cormos determina que la alta densidad de los mismos al cuarto año suponga una drástica disminución de las producciones, en las plantaciones con marcos más amplios: 50 x 8 cm ., 40 x 8 cm ., 60 x 8 cm ., 50 x 6 cm ., la disminución de los rendimientos del tercer al cuarto año es mucho menor, lo que permitiría su mantenimiento durante un quinto e incluso sexto año.

CONCLUSION

 De lo expuesto puede concluirse que no solamente es posible, sino incluso beneficiosa, la modificación de los actuales marcos de plantación del azafrán por otros más amplios, que permitirían, de una parte, la completa mecanización de las labores de cultivo, con el consiguiente ahorro de gasto, de tiempo y de esfuerzos y de otra, incluso un incremento de las producciones, que compensaría ampliamente el mayor coste por la compra de cormos.

A este respecto recomendaríamos la plantación con marcos de 50 x 4 cm ., 40 x 4 cm ., 40 x 6 cm ., o 60 x 4 cm ., los cuales posibilitan en todos los casos la realización de labores de cultivo, incluida la plantación (utilizándose plantadora de bulbos o de patatas), bien con tractor o con motocultor.

La comparación de los resultados obtenidos con estos marcos, respecto a los tradicionales de 25 x 10 cm ., o 25 x 8 cm ., es la siguiente:

Parcela

Cormos plantados

Flores obtenidas

(4 años)

Flores cormo

Media anual

Producción en gramos

(4 años)

Rendimiento medio anual

(kg/Ha)

50 x 4 cm

800

16.077

1,58

107,17

16,74

25 x 8 cm

800

15.259

1,55

101,72

15,90

40 x 4 cm

1.000

14.887

1,20

99,26

15,51

40 x 6 cm

670

14.089

1,63

93,93

14,68

25 x 10 cm

640

13.834

1,81

92,23

14,41

60 x 4 cm

670

13.376

1,61

89,18

13,94

 

Los marcos de 40 x 8 cm ., 50 x 8 cm ., 50 x 6 cm ., 60 x 8 cm . Y 60 x 6 cm ., aun cuando han manifestado una menor capacidad productiva hasta la fecha, no son ni mucho menos descartables, ya que las producciones que pueden obtenerse de ellos en los dos próximos años, podrían determinar unas producciones acumuladas al final de los seis años del ciclo del cultivo, iguales o superiores